Función Fática

Ana Cecilia salió del clóset un Domingo de Ramos. Claro, Yo ya sabía desde antes. Me enteré unos meses atrás, cuando me escabullí a su cuarto a robarle un poco de desodorante. Encontré una libreta en el cajón de su buró; una donde confesaba, de tanto en tanto, lo que sentía por Sofía, nuestra vecina dos departamentos hacia abajo, uno a la izquierda. Sofía, hay que decirlo, es bastante guapa. Pelirroja, espigada, alegre, de unos 18 años. Ese día no sólo descubrí que mi hermana mayor estaba enamorada de mi vecina, sino que desde semanas atrás salía con ella a espaldas de todos. Nosotros ni nos las olíamos, caramba.

Tras el hallazgo, la curiosidad me abrasaba, así que me escabullí varias tardes a su habitación para hojear sus secretos. La verdad es que nunca hallé nada escabroso ni escandaloso. Había partes que, la verdad, hasta aburrían un poco. Todo tan…

Ver la entrada original 926 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s