Función Fática

Antes solía hacer conteos de los mejores momentos de mi año. Eran entradas agradables de escribir. Hoy tenía muchas ganas de hacer una, pero me ha ganado el cansancio. No es que no pueda recordar a bote pronto algunos. Mejor dicho, me cuesta seleccionar diez, veinte, treinta en particular. La verdad es que lo mejor del año es haberlo pasado con mi novia.

(Sí, ya sé, qué cursi, pero es mi blog y si no les gusta, qué)

Al hacer mi balance, recuerdo cosas como cuando caminamos al mercado de Cholula para comprar cecina o cuando sacamos a Mollete de una escuela cerrada. Me vienen a la mente las visitas al Home Depot para buscar pintura o una salida al Cinépolis VIP para ver el estreno de Brave. Mirar en la sala los programas de Fox Life o comprar un conejo por impulso, nomás porque lo vimos dentro de una…

Ver la entrada original 209 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s