Función Fática

No hay muestra más grande de amistad que invitar a alguien a un concurso en el que vas a participar (eso, e intercambiarle un boleto de lotería, pero ése es otro tema). El jueves, una amiga me invitó a mandar un cuento al Beatriz Espejo, un concurso de narrativa como tantos que se hacen en México y de lo que pocos, poquísimos nos enteramos. “¿Me mandas la información a mi también?”, dijo un cuate que estaba junto y, aunque mi amiga asintió, no dejó de ser un poquito incómodo.

La comprendo. Ahora sí que como dicen en mi pueblo, entre menos burros más olotes. No me malentiendan, la competencia es sana y blablablá, pero es un hecho irrefutable que entre menos contendientes, más posibilidades. Por eso me parece un signo inequívoco de amistad de la buena: porque es ceder un poquito de tus chances a que otro (por talento…

Ver la entrada original 277 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s