Función Fática

Siempre me he preguntado por qué los señores de mediana edad (¿hay una edad chica? ¿Una grande? Je ne sais pas) pasean a sus perros los sábados por la mañana. No sé, tengo muy fija esa imagen: el señor con pants completo (ignoro, igual, porque se uniforman así), con el perro al lado -casi siempre, uno de tamaño mediano/grande- y, no sé, con el periódico bajo el brazo. Me los imagino saludando a todos los de la colonia, pasando por el parque donde juegan los chavos su reta sabatina (coordinados, también, por el señor del fraccionamiento que se aferra a transmitir sus conocimientos balompédicos a las nuevas generaciones), diciéndole ¡hola! a la señora de la tienda que, amablemente, le surte de huevos, pan, jugo, leche y cualquier otro menester del desayuno.

Lo veo andar, tentado por el carrito de los tamales, con una señora que pregona con la fuerza pulmonar…

Ver la entrada original 397 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s