¿Por qué Werevertumorro ya no hace videos graciosos?

Es una pregunta ciertamente difícil de responder,  ya que el muchacho no se ha dado a la tarea de pronunciarse sobre el particular.  Una cuestión de suma importancia para sus seguidores de más hueso colorado sobre la faz de la Tierra,  cuya contestación satisfaría muchas pero muchas incógnitas,  al aportar un rayo de luz con el que se pueda salir de esa tremenda obscuridad.

No obstante,  siendo un poco curiosos,  podríamos hacer nosotros un intento y elucubrar una teoría,  sencilla mientras que lógica de la razón por la cual se ha estado dando este fenómeno en los dominios de la Santa Madre Red.

Dilucidemos.

El canal saltó a la fama por un maravilloso tanto más feliz accidente que fue detonado por una parodia al botellazo de Justin Bieber.  Habrá gente que no lo sepa y habrá gente que lo recuerde perfectamente.

 

 

 

 

A partir de esta obra de la diosa Fortuna,  Gabriel y compañía,  entonces nada más con su amigo El Wero,  se posicionaron en el mapa…:  las estadísticas de reproducción se dispararon y comenzó a hablarse del proyecto en la vida real,  lo que en cristiano significó para ellos,  además de lo anterior,  que llegaron más suscriptores al canal.  Crecieron.  Sí.  Crecieron.

Lógicamente que la calidad de los videos fue mucho mayor y lo que empezó siendo un conjunto de videos largo pero con un notorio bajo presupuesto,  amén de calidad regular,  se convirtió en una cuestión verdaderamente adictiva:  habían llegado las series originales del canal y,  como se estilara decir por ahí,  llegarían para quedarse.

El viernes de videoblog comenzó a abundar en otros temas,  y no faltó la ocasión en la que el dedo flamígero que todo lo sentencia se apersonara en la escena para señalar una cuestión que en puridad no debió haber sido,  habida cuenta que el sentido del sketch sobre política sólo buscaba hacer conciencia entre los que lo vieron.  A título personal,  debo decir que ese fue,  junto con algunos otros,  uno de los más lúcidos que he me ha tocado mirar en la ya meteórica carrera de esta joven promesa del entretenimiento en Internet.

 

 

 

 

 

 

Podría hacer alusión a más,  pero sería imprudente de mi parte atiborrar la entrada con videoblogs que la mayoría de la banda ya conoce y que puede mirar una y otra vez en la página oficial del equipo que los hace posible.   Así que basta ya de menciones y toquemos el fondo de este asunto.

Con el devenir de los años,  y el crecimiento profesional de Werevertumorro como opción de entretenimiento es lógico y hasta necesario que se gesten cambios trascendentes alrededor de la misma,  razón por la cual más de uno ha sido incauto y se ha ido con la finta de que Gabriel ha cambiado su carácter y que por eso ya no hace videos como antes:  sencillos y graciosos.

 

 

 

 

La respuesta a todo ello es muy simple y queda fehacientemente contestada con el video de arriba:  es necesario madurar para llegar a nuevos horizontes y progresar para que todo en la vida fluya.  ¿O qué es lo que se piensa la banda,  con sinceridad?:  ¿que el estancamiento es opción para un concepto que necesariamente debe mutar en aras de seguirse superando a sí mismo?  Desde luego que no.

Pero volvamos a la pregunta de inicio:  ¿por qué ya no se hacen videos graciosos en el canal?

La contestación al planteamiento de mérito es muy sencilla:  las apariencias engañan.  ¿Por?  Siguen siendo graciosos,  tal vez más ahora que antes,  dado que los temas que se abordan están,  por naturaleza,  investidos de una cierta capa de raciocinio que es necesario franquear para poder entender el chiste en su totalidad.  Antes se hacían videos sencillos,  sí,  pero ahora la manufactura de los mismos tiende a hacer razonar un poquito más allá de la simple gracia a la banda que es fan.  Es parte del hechizo.  De hecho,  no me extrañaría que,  al paso que va,  Gabriel y su demás adorable pandilla,  puros chavos igual de desmadrosos que él pero no exentos de talento desde luego,  se aventurara a realizar una disertación sobre la lectura o una madre así.  Se me ocurre.  No lo sé.

De ser sólo parodias en las que se ponían de manifiesto diversas situaciones que en la vida cotidiana luego nos acontecen,  los sketches de Werevertumorro van que vuelan para constituirse en auténticas exhibiciones de los males que nos aquejan a todos aquellos que pertenecemos a la llamada era de las redes sociales.

 

 

 

 

¿Será entonces que a la banda sólo le gustan los contenidos que ya están previamente procesados y que no necesitan ser digeridos para una mejor comprensión de los mismos?  Yo creo,  muy sincera y democráticamente,  que al Werevertumorro crew,  empezando por Gabriel,  le daría mucha pero mucha tristeza ver que así pasa en la vida real,  ¿no?  Porque el entretenimiento que ofrece este buen mozo necesariamente nos lleva,  al final del número,  a hacer una reflexión sobre lo que pasa en la vida real y,  en función de lo anterior,  saber si algo en nosotros necesita ser cambiado o mejorado.  Ahora que si no,  pues eso está fenomenal:  significa que lleva al que así le sucede,  una vida perfecta.  Sin embargo,  la mayoría de nosotros no goza de una existencia tan privilegiada,  ¿cierto?

¿Entonces?

El entretenimiento en Internet es ya un hecho y por gente tan talentosa como él,  así como el resto de sus compadres,  no solamente se ha hecho posible,  sino que tiene unas miras drogadamente intensas de transformar la idea que tenemos acerca de mirar la tevé en esta era de las comunicaciones vía la Red de Redes.

Yo,  en lo personal,  no tengo con qué pagarles a ellos todas las risas que me han arrancado,  máxime que valen dobles puntos aquellas que salen espontáneas,  ni tampoco todos esos momentos tanto de felicidad como de reflexión que me han hecho pasar.  De verdad.

Ojalá que todo esto que he expresado no cayera en saco roto y un día cambiemos de verdad y para siempre,  hasta llegar a ser las personas con las que un día soñamos que seríamos.

Gracias.

 

 

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s